Just another WordPress.com site

Mar adentro


Hay películas que expresan poco, o casi nada. Superproducciones que arrasan en taquilla y que a los tres meses nadie recuerda por otra cosa que sus efectos especiales. Por otro lado, hay películas que se convierten en clásicos al instante, películas que cuentan historias (La vida es bella es un buen ejemplo). Y es que, a fin de cuentas, lo que la gente quiere es que le cuenten historias. Sin duda, Mar adentro es una de estas películas.

La película, dirigida por Alejandro Amenábar y basada en hechos reales, trata un tema polémico para algunos, y necesario para otros.

Ramón Sampedro lleva treinta años mirando el mar desde su habitación. Treinta años que ha pasado postrado en su cama al cuidado de su familia debido al estado tetraplégico en que quedó tras el accidente que sufrió en plena juventud mientras estaba en el mar.

Desde ese momento, Ramón decidió que no tenía la calidad de vida suficiente para vivir, y acabar con su vida dignamente se convierte en su único deseo.

No obstante, la entrada en su vida de Julia, abogada que decide apoyarle en su batalla, y Rosa, vecina que intenta transmitirle las ganas de vivir para que no opte por la eutanasia, trastoca el mundo de los tres, hasta el punto en que ambas mujeres deben cuestionarse los ideales en los que están basadas sus vidas.

El papel de Ramón Sampedro es interpretado por un excelente Javier Bardem. Tras convertirse en Reynaldo Arenas (Antes que anochezca), ahora se viste de Ramón, considerado por su familia “un hombre valiente, sereno, un hombre “que encaraba la adversidad sin perder nunca la sonrisa”.

Paciencia y dedicación es lo que le ha hecho falta a Bardem para meterse en el cuerpo de Ramón: además de hablar con familiares y amigos de Ramón, Bardem tenía que someterse a diario a más de cinco horas para maquillarse y conseguir la magnífica caracterización del film (de hecho consiguió la nominación al Óscar por mejor maquillaje).

Uno de los grandes “éxitos” de la película es el punto y final de ésta, como en el momento de la muerte se puede sentir el descanso y la paz de haber conseguido llegar a la meta y de tratar el tema de la eutanasia sin caer en el entretenimiento o el drama. En palabras del propio Ramón, “yo hablo de mi, de mi vida”. Y eso es lo que ha hecho Bardem, relatar la vida de Ramón Sampedro y de su caso, sin que en ningún momento el espectador pueda vislumbrar la opinión del mismo sobre la eutanasia.

En definitiva, Mar adentro es una película que va más allá de buscar el éxito taquillero y comercial; es una película hecha con cariño palpable en la que la historia (lo que realmente importa) está bien hecha de principio y, sobretodo, a fin.

Como el propio Bardem dijo, “el hecho de trabajar en Hollywood por decir que trabajas en Hollywood me parece tan vacío como querer ser astronauta por ser astronauta, sin tener siquiera curiosidad por ver qué es la galaxia”.

Entrega del Óscar a Amenábar por Mar adentro

 

Información de las declaraciones de Bardem extraída de www.clubcultura.com

Una respuesta

  1. Pal

    Una de las pocas pegas que le pondría yo a esta película es que esté basada en hechos reales. Y es que, para mí, en cuanto sale el cartelito en los títulos o cuando lo sé porque es una persona muy famosa o una situación tan actual que he llegado a conocerla, hace que el argumento me parezca otra cosa, una copia de, en vez de una película en sí. Es una pena, porque reconozco que Amenábar (aunque algunos piensen que es un tostón) supo adaptar las dificultades de este hombre con los silencios, las escenas largas y tendidas que parece que no acaben nunca. Es así como recuerdo, que, con la escena en la que la cámara imita cuando Pedro “vuela”, una se siente casi liberada, casi se siente aliviada, siempre en compañía de una música relajante y suave.
    Se te queda el mal sabor de boca cuando evocas que esta situación fue real, sin duda.

    ¡Un abrazo, chicos!

    octubre 28, 2010 en 7:44 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s