Just another WordPress.com site

No es país para viejos


Esta película de los hermanos Coen, tan asiduos a la producción como al éxito, cuenta la sangrienta historia de un hombre en cuya vida se cruzan por casualidad el dinero y la muerte, poniéndolo en una difícil situación. Llewelyn Moss es un cazador y ex combatiente de Vietnam que accidentalmente encuentra una furgoneta rodeada de cadáveres con un cargamento de heroína y la tentadora cantidad dos millones de dólares. Moss, sin pensar en las consecuencias, coge el dinero y huye. Desde ese momento, su vida se convierte en una carrera por la supervivencia, ya que andan tras él el sheriff Bell (Tommy Lee Jones) y el psicópata Anton Chigurh (Javier Bardem).

Más que un relato de acción e intriga, la película es una historia de violencia desatada que salpica a cada escena con tensión y energía constantes. Ambientada en el Texas de los 80 y basada en la novela homónima de Cormac McCarthy, No es país para viejos muestra con un gran realismo y crudeza las consecuencias de la violencia gratuita que tradicionalmente ha imperado en América y hace que el espectador moderno se cuestione si es posible un caso como este en la sociedad actual. Por tanto, los hermanos Coen adaptan magistralemente una novela tan ficticia como real y demuestran que es posible contruir un retrato contemporáneo de la sociedad a partir de unos acontecimientos pasados sin perder por ello exactitud ni rigor.

En cuanto a las interpretaciones, destaca en el film el papel increíblemente conseguido de Javier Bardem, quien se mete en la piel de un psicópata hasta tal punto que llega incluso a asustar. El trabajo de Bardem es sobrecogedor a lo largo de toda la película y desborda expresividad en cada mirada, la mirada de un hombre loco y despiadado que no duda en acabar con aquellos que se interponen en su camino. El propio actor reconoció al respecto que le inquietaba verse interpretando a este personaje porque no se reconocía a sí mismo. Sin embargo, fue gracias a este papel que Bardem consiguió su primer óscar al mejor actor secundario, convirtiéndose así en una figura importante en el panorama internacional. Cabe resaltar también la actuación de Josh Brolin en el rol protagonista, que logra transmitir la imagen del cazador duro y decidido, y la del veterano Tommy Lee Jones, haciendo de secundario de lujo en una película muy de su estilo.

En general, la película no deja indiferente a nadie y mantiene la tensión en todo momento. El relato es ágil y poderoso, la fotografía es tan buena como la de cualquier western y las interpretaciones son la guinda del pastel para una historia desalmada y real.

Tráiler de la película

Bardem ganador del óscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s