Just another WordPress.com site

La Playa


Todo el mundo ha soñado alguna vez con dejarlo todo a un lado y escapar de su vida, evadirse de la realidad en algún paradisíaco y remoto lugar lejos de todo.  Desconectar de las obligaciones, eludir las responsabilidades y entregarse al descanso en unas vacaciones permanentes. Un bonito paisaje, un entorno natural, el campo, una motaña, una playa… y sin embargo es muy difícil abandonarlo todo. Pero, ¿qué pasa cuando no tienes nada que abandonar? Sobre esto, sobre la necesidad de desaparecer y de vivir una vida apartada del mundo es sobre lo que trata esta película.

Richard es un joven mochilero americano que recorre el mundo en busca de aventuras. Su intención es viajar por todo el globo para encontrar algo (o a alguien) que de verdad le llene. En uno de sus viajes llega a Bangkok, Tailandia, donde conoce a tres personas que cambiarán su vida para siempre: Étienne, Françoise y Daffy. Étienne y Françoise son una pareja de franceses que coinciden por casualidad con Richard en el hotel. Daffy es un tipo arisco y destrozado al que la vida no ha tratado demasiado bien. Un día, Daffy le cuenta a Richard una historia sobre un lugar, una isla secreta donde se encuentra la playa perfecta, jamás descubierta por los turistas. Richard queda fascinado por la revelación del paranoico Daffy y propone a Étienne y a su guapísima novia Françoise el ir en busca de esa playa, iniciando una aventura que les deparará tantas sorpresas como satisfacciones y que les ayudará a descubrirse a sí mismos en un viaje por las relaciones humanas.

De esta película poco se puede decir que no tenga que ver con su protagonista o con su director. Danny Boyle (Trainspotting, Slumdog Millionaire) construye un relato utópico a partir de la novela de Alex Garland y evoca un romanticismo idílico desde la juventud de sus protagonistas. Esto, unido a la preciosa fotografía y a la exótica isla que acoge la acción, constituye el marco natural de un historia que corrije un guión un tanto simple con una gran escenografía y unas emotivas interpretaciones.

 

Al hilo de esto, cabe destacar la actuación de un joven Dicaprio, ya consagrado tras encarnar a Jack Dawson en Titanic y en pleno auge de su popularidad entre el público femenino. El papel que interpreta en La Playa, el de un muchacho despreocupado y vividor, no hace sino consolidar su imagen de niño bueno y seductor antes de que comenzara a hacer trabajos más serios y de mayor trascendencia.

En resumen, un buen actor para una pasable película en la que el principal atractivo es el propio Dicaprio, encajado en el insuperable marco natural de la playa perfecta.

2 comentarios

  1. curioso pero fascinante punto de vista sobre la pelicula

    noviembre 6, 2010 en 10:28 pm

  2. V

    ¿Estáis haciendo la filmografía de Di Caprio?
    Jajaja, no me quejo, la verdad es que tiene pelis muy buenas. Esta aún no la he visto, pero la entrada me convence🙂

    noviembre 7, 2010 en 10:58 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s