Just another WordPress.com site

Rounders


Sin duda, una de las mejores películas sobre póker que ha dado el cine. El juego, la amistad, la suerte y la responsabilidad son los elementos principales de esta historia que nos muestra el mundo de las cartas desde una perspectiva tan interesante como atractiva (tentadora incluso), introduciéndonos de lleno en la mente de un joven estudiante cuya principal aspiración es convertirse en un campeón de póker.

La película gira en torno a Mike McDermott (Matt Damon), un estudiante de derecho de Nueva York que juega al póker para costearse la carrera. Su gran talento para las cartas y su viva pasión por el juego lo convierten en un jugador muy habilidoso que rara vez suele perder. Sin embargo, todo esto cambia cuando un día decide jugarse sus ahorros en una partida con el mafioso más importante de la ciudad y acaba perdiéndolo todo en una mala jugada. A partir de ese momento, y aconsejado por su novia, Mike deja el juego y se centra en su carrera y su trabajo como repartidor. Esta nueva vida, a pesar de que le propociona cierta estabilidad económica y sentimental, no convence a Mike, que siente que está desaprovechando su talento. El detonante de la situación se produce cuando su mejor amigo y compañero de timbas Les “Gusano” Murphy (Edward Norton) sale de la cárcel y le pide ayuda para devolver todo el dincero que debe. Mike, cansado de llevar una vida rutinaria y sin emoción, decide volver a jugar para ayudarle a saldar una deuda que él mismo afrontará como una cuestión personal. De este modo se convierte en un rounder.

En la jerga del póker, un rounder es un tipo que va de mesa en mesa, de local en local, jugando y apostando compulsivamente para hacer dinero, y esta es precisamente la filosofía que comparten los dos protagonistas de la película: ganar dinero sin tener que trabajar.  Tanto Mike como Gusano son dos chacales del póker, dos tiburones de las cartas que no tienen ningún reparo en desplumar a los insensatos que se sienten con ellos. Sin embargo, cada uno utiliza los métodos que mejor maneja. Mike, interpretado hábilmente por el talentoso Matt Damon, se sirve de su cerebro y su intuición para adivinar las cartas de sus rivales y tomar la decisión correcta en cada jugada. El personaje de Norton, en cambio, prefiere decantar la balanza a su favor sirviéndose de su destreza con la baraja, lo que le permite hacer todo tipo de trampas sin ser visto.

Ambas parejas, tanto Mike y Gusano como Damon y Norton, forman un gran equipo en sus respectivos terrenos. A los dos primeros los vemos a lo largo de la película en cada partida, arrasando con todo, mientras los otros dos nos deleitan con sus interpretaciones y sus profundas miradas en casa escena. Damon hace un gran trabajo con su expresión facial, puesta a prueba en una película que, como no podía ser de otra manera, exige más de un primer plano. Por su parte, Norton interpreta un papel que da la sensación de haber nacido para interpretar. La personalidad de Gusano es completamente extrapolable a la del propio actor, por lo que provoca esa sensación de absoluta naturalidad en la pantalla. A pesar de ser un protagonista a medias, Norton firma una de las mejores actuaciones de su carrera.

No obstante, el punto fuerte de esta película es su tema principal: el póker. El juego de cartas por excelencia consigue por sí solo atraer la atención de cualquier espectador que conozca mínimamente sus reglas. Las apuestas y la emoción de no saber qué pasará hasta la última carta hacen del Texas Hold’em póker todo un fenómeno de masas que se ha popularizado con fuerza en los últimos años y que ha pasado a formar parte de la rutina semanal de muchas personas. Podemos decir,  por tanto, que la película y el juego han incrementado su fama recíprocamente.

Para concluir, una película muy acertada en cuanto al tratamiento de los detalles del juego y a las interpretaciones de sus protagonistas, que consigue hacer que el espectador se interese por las cartas (y, seguramente, que juegue) a través de una inmersión en el mundo de los jugadores profesionales y las partidas clandestinas.

Tráiler de la película

Making of (en versión original)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s