Just another WordPress.com site

Iron Man 2


Si acabas de leer el análisis de Match Point y has llegado hasta aquí deseoso de saber más sobre Scarlett Johannson, quiero advertirte. Después de una película de tanto nivel como la de Woody Allen, haz borrón y cuenta nueva para enfrentarte a Iron Man 2. Y es que no existe comparación posible. Mientras la primera es una de esas películas para sentarse y poner los cinco sentidos a disposición del film, Iron Man 2 es simple y puro espectáculo. Vacío de contenido, eso sí. Tras El Caballero Oscuro, película que pudo suponer un punto y aparte al mezclar casi a la perfección trama con efectos especiales, pocas películas han vuelto a conseguir lo mismo (ni siquiera a intentarlo), y esta no es una excepción. La trama está sobrecargada de villanos a los que vencer en situaciones más que reconocibles en películas del mismo género. Pero como he dicho antes, el film nos ofrece 120 minutos de espectáculo total, con una fotografía y unos efectos especiales para disfrutarlos. Dicho esto, te recomiendo que veas la película por una serie de motivos, pero teniendo claro qué tipo de película vas a ver, una taquillera superproducción destinada a obtener beneficios antes de estrenarse (de hecho, es la quinta película de la historia más taquillera en su primer fin de semana).

Tras haber salvado al mundo y desvelado su identidad, Tony Stark  se ve sometido a diferentes presiones por parte del gobierno americano para que comparta su tecnología, según ellos para “defender al pueblo de Estados Unidos de posibles amenazas”. Stark, receloso de compartirla, alega que ningún país está cerca de poder crear una tecnología parecida a la del Iron Man, y teme que si desvela dicha información pueda caer en manos indeseables. Pero Stark se equivocaba, sí que existe quien posee una tecnología similar… A partir de este momento, la película se convierte en una monótona sucesión de villanos derrotados. En este caso, el tópico “segundas partes nunca fueron buenas” encaja a la perfección.

A pesar de ello, uno de los motivos más importantes para ver la película es el ya comentado de los efectos especiales. Ver como se desenvuelve el Iron Man, la super moderna casa de Stark o el uso de la tecnología Slow Motion le deja a uno con la boca abierta. Los planos que nos ofrece la fotografía también son espectaculares y de una tremenda calidad. Y todo ello al ritmo de AC/DC.

En un momento histórico en el que la supremacía norte americana es poco cuestionable debido a la política del miedo (ahora puede empezar a serlo), es muy curioso ver como una película proveniente de Hollywood se atreve a hacer una crítica a su gobierno. Aunque finalmente quede en nada, Stark deja en ridículo al gobierno americano, el cual quiere conseguir como sea y a cualquier precio la armadura del Iron Man. Bajo el pretexto de defender al pueblo norte americano, se esconde el verdadero objetivo de hacerse invencibles e insuperables en el campo armamentístico y militar. Así que, aunque dicha situación esté hecha sólo para justificar el desarrollo de la trama (¿hay que compartir la tecnología Iron Man?), creo que si se sabe leer entre líneas la comparación con el gobierno real es indudable.

Por último, ver actuar a Robert Downey Jr. es siempre un espectáculo. Este actor saber hacer suya cualquier trama e interpretación, dándole un punto personal muy característico. Sinceramente, no puedo imaginar un Iron Man mejor. Y es que se nota que Downey Jr. disfruta haciendo el papel que hace, lo vive. Desde que en la década de los noventa consiguiera ascender hasta lo más alto de Hollywood, no ha dejado de sorprendernos con grandes actuaciones. Quizá sea esta película una de las más flojas (en cuanto a trama) en las que ha participado, pero con su simple aparición llena la pantalla.

La justificación de haber elegido esta película para analizar se debe al papel que hace Scarlett Johannson, y si no has visto la película, mejor que no leas este apartado. A pesar de que su papel no destaca por su gran actuación (tampoco por su mala actuación, ya que su papel es más bien secundario), en esta película tenemos una oportunidad de verla un poco alejada a lo que nos tenía acostumbrados. Desarrolla el papel de una mujer parecida a Lara Croft. Ella sola es capaz de acabar con 7 militares sin despeinarse. Sin duda, una sensual mujer sea cual sea el rol que desempeñe.

Así que no lo dudes, es una película para verla y disfrutarla, pero no vayas con la idea de que vas a ver una obra maestra, porque te defraudará, tenlo por seguro. Maravíllate con los efectos especiales, con la banda sonora y con la actuación (no podrás pensar nunca más en Iron Man sin pensar en Robert Downey Jr.), y deja un poco de lado el querer buscar una verdad universal escondida en la trama o una moraleja. Si estás en un día de los que te apetece ver algo así, mejor decántate por otro título.

Entrevista a Scarlett Johannson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s