Just another WordPress.com site

Quemar después de leer


Las navidades son la fecha por excelencia para disfrutar del buen cine, ya sea en la pequeña o en la gran pantalla. La cantidad de tiempo libre, el necesario descanso tras copiosas comidas, un día de nieve o el frío que hace en la calle son algunas de las excusas para disfrutar en compañía de una buena película. Como en Cinesvida hemos aprovechado parte del parón navideño para esto, vamos a acercaros grandes (y no tanto) películas para seguir disfrutando del cine.

Hoy vamos a seguir hablando de Brad Pitt, un actor al que hemos decidido dedicarle algo más de tiempo debido a la gran cantidad de películas que tienen y nos han fascinado. Ha llegado el turno de Quemar después de leer. No se me ocurre una palabra mejor que “Coen” para empezar. Y es que cuando vi esta película, mi cabeza no podía pensar en otra cosa que no fuera “¿Quiénes son estos hermanos? Qué más películas han hecho?” A mí parecer, los hermanos Coen son de lo mejorcito que le ha podido pasar al cine americano (Quemar después de leer, Un tipo serio…). Centrándonos en la película que analizamos, podríamos decir que se trata de una comedia ácida (tirando a negra) excelente de principio a fin. Sobretodo, en el principio y en el fin. Conseguir que un sin sentido como el que se nos presenta sea tan rematadamente bueno me parece muy complicado. Y es que conseguir la risa fácil en el cine hoy día es relativamente fácil, basta con repetir una serie de patrones que nunca fallan para divertir a las grandes masas. Pero arrancar sinceras risotadas a lo largo de todo un film no es tarea fácil. Eso sí, una advertencia. Desde el inicio uno siente que no va a ver lo que llamaríamos una película convencional, así que si lo que te apetece es ver una ligera comedia, decántate por otro título.

Y para demostrarlo, nada mejor que ver la sinopsis. Basada en la novela del ex jefe de la CIA, Stansfield Turner, con el mismo título que la película, los Coen nos relatan la historia de Ozzie Cox, agente de la CIA prejubilado, que decide escribir sus memorias en un CD para que quede constancia de todos sus años de esfuerzo y sacrificio. Pero su mujer se lleva sin querer dicho CD, y acaba en manos de un par de empleados con pocas luces del gimnasio al que acude, los cuales pretenden chantajear a Cox. Paralelamente, la CIA empieza a investigar por su cuenta el gran entuerto, que se complica todavía más con la entrada en escena del amante de la mujer de Cox. Todo esto lleva a un desenlace único y difícil de superar.

Uno de los puntos fuertes de la película es el guión. El film está lleno de grandes frases para recordar de los diferentes protagonistas, tratados al más mínimo detalle. Los personajes principales van cogiendo protagonismo a lo largo que los minutos trascurren, lo que facilita en gran medida que podamos identificarnos con cierto aspecto de uno u otro. Los mismos Coen los definieron como “auténticos pedazos de alcornoque, aunque no por eso se deja de quererles”. Como ya hemos dicho desde Cinesvida varias veces, por encima de las películas con grandes efectos especiales prevalecen las que cuentan historias, y eso es algo que estos hermanos hacen a la perfección. Definir y caracterizar a todos y cada uno de los personajes para que el espectador note que nada de lo que pasa se debe al azar, sino que todo detalle, por más pequeño que sea, estaba previsto.

Y, sin duda, algo esencial para poder desarrollar con tanta maestría a los protagonistas es encontrar a los actores adecuados. Con un John Malkovich que consigue encarnar al prejubilado agente de la CIA, George Clooney haciendo de seductor compulsivo o Frances McDormand haciendo un gran papel, todo parece más fácil. Por no hablar de Brad Pitt. Si todavía quedaba alguien que dudaba si este actor es una cara bonita o algo más, con su papel de típico entrenador de gimnasio habrá conseguido enamorar a aquel que aún no lo estuviera.

 

En definitiva, Quemar después de leer es, a mi parecer, una obra maestra. Se trata de  un film fresco e inteligente que consigue llenar de sentido una historia sin ton ni son para arrancar al espectador una amplia sonrisa.

 

Trailer

3 comentarios

  1. Samuel

    Menudo peliculón¡¡ recuerdo que cuando fui al cine entré a verla ya que no había otra película que me llamara la atención, no tenía mucha confianza en ella y sin embargo, luego me encantó.

    Película muy recomendada para unas cuantas risas saludables.

    Enhorabuena por la entrada;)

    enero 5, 2011 en 3:05 pm

  2. Los hermanos Coen son los amos.

    enero 5, 2011 en 8:55 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s